Consecuencias de no reponer los dientes perdidos

Índice de contenidos

¿Te han tenido que extraer alguno de tus dientes? ¿O quizá has sufrido alguna pérdida dental a causa de una enfermedad? En cualquier caso, la ausencia dentaria es un problema que afecta a parte de la población.

Existen infinidad de opciones para solucionar a este tipo de situaciones. Sin embargo, cuando no se tratan de forma temprana, las consecuencias bucodentales tampoco se harán esperar. Si quieres conocerlas, ¡continúa leyendo este post!

Dificultades masticatorias

Los dientes y, en particular, los molares ejercen una labor principal a la hora de triturar y masticar los alimentos. En el momento en el que alguno de ellos falta, la mordida podrá desequilibrarse, sobrecargando algunas piezas y, por ende, ocasionando desgastes y molestias que pueden dificultar la calidad de vida.

Movimientos dentales

Además de los problemas masticatorios, otra de las consecuencias son los movimientos dentales. Ten en cuenta que los dientes contiguos a la ausencia dental tienden a desplazarse, ocupando el espacio que ha quedado vacío. Con estos movimientos, también surgen otros riesgos como mayor predisposición a las fracturas dentales, al malestar, a las caries, al sangrado y a la inflamación de encías.

Inconvenientes en la función digestiva

Alguna vez te has preguntado ¿cuál es la función de los dientes en el sistema digestivo? La respuesta es bastante evidente: comer de manera correcta alimentos nutritivos; es decir, cortar, desgarrar, masticar y triturar los alimentos. La función de cada diente viene determinada por su forma y por su posición en la cavidad bucal. Cuando faltan piezas dentales y no se reponen, la ingesta de comida se complica. Esto sucede especialmente cuando las ausencias corresponder a premolares y molares. Una peor masticación conlleva, inevitablemente, una peor digestión de los alimentos, por lo que las consecuencias a medio plazo van asociadas al aparato digestivo.

Pérdida ósea

Otro de los efectos principales de la ausencia dental es la pérdida ósea. Si no se realiza un tratamiento de rehabilitación oral, con el tiempo el hueso irá mermándose, hasta el punto de perder cantidad, densidad y calidad.

Apariencia de envejecimiento

A nadie nos gusta que el paso de los años haga mella en nosotros. Pues bien, la pérdida ósea lleva implícita la apariencia de envejecimiento. Por ello decimos que, no tratar esa ausencia dentaria, más allá de los problemas de salud oral que acarrea, genera un efecto antiestético en la sonrisa. De ahí la necesidad de ponerle solución lo antes posible.

Problemas de autoestima

En relación con el punto anterior, esa apariencia de envejecimiento es probable que genere problemas de autoestima y desconfianza. Si sufres una ausencia dental visible, puede que sonreír o relacionarte con los demás con normalidad sea mucho más difícil. Para que evitar que esto suceda, es fundamental llevar a cabo un tratamiento que permita recuperar la función y la estética de la sonrisa.

Implantes dentales: la mejor solución

Aunque existen diferentes tratamientos que pueden resolver la pérdida dentaria, lo cierto es que los implantes dentales representan la mejor solución. Se trata de unas pequeñas piezas de titanio en forma de tornillo que sustituyen a la raíz del diente ausente y van colocadas en el hueso maxilar o mandibular. Después, sobre ellos se coloca la prótesis fija hecha a medida, con la que es posible volver a masticar, sonreír y hablar sin ningún tipo de inseguridad.

De todos modos, en Cardenal Quiroga contamos con un equipo de especialistas en implantología oral que se encargará de estudiar tu caso y recomendarte el tratamiento más adecuado para tu salud bucodental.

Si estás buscando una clínica dental en Ourense, no dudes en contactar con nosotros: recuerda que siempre estaremos encantados de ayudarte y cuidar de tu sonrisa.

¡Te esperamos!

Centro de Especialidades Odontológicas Cardenal Quiroga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio