Apnea del sueño: ¿cómo afecta a tu descanso?

Índice de contenidos

¿Te has preguntado cuántas horas duermes cada día aproximadamente? La OMS recomienda, al menos, dormir entre 6 y 7 horas diarias. Más allá de las horas de sueño, es vital descansar profundamente.

Precisamente en este post hablamos sobre uno de los trastornos más frecuentes: la apnea. ¿Qué es? ¿Cómo se manifiesta? ¿Cómo se soluciona? ¿Qué sucede si no se trata? ¡Sigue leyendo y descubre todos los detalles!

Características de la apnea del sueño

Se trata de un trastorno bastante común, que afecta a millones de personas en todo el mundo. Esta alteración se caracteriza por las interrupciones respiratorias durante las horas del sueño, episodios que pueden durar varios segundos y suceder muchísimas veces en una sola noche. De este modo, reducen la calidad del descanso.

Señales de alarma y síntomas

La apnea del sueño, a priori, puede ser difícil de diagnosticar, siendo la persona con la que duerme el paciente quien suele dar las primeras señales de alarma. No obstante, los síntomas más comunes son ronquidos fuertes, despertarse con la boca seca, dolor de cabeza, insomnio, somnolencia diurna excesiva, falta de atención…

Factores de riesgo de la apnea del sueño

Existen algunas personas que están más predispuestas que otras a desarrollar este tipo de alteración. Entre los factores de riesgo principales se encuentran:

  • Obesidad.
  • Tabaquismo.
  • Vías respiratorias estrechas.
  • Edad avanzada.
  • Antecedentes familiares.
  • Consumo de alcohol.

¿Qué ocurre si la apnea no se trata?

Hipertensión, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, diabetes, depresión… Los trastornos del sueño como la apnea, si no se tratan, pueden ocasionar graves problemas de salud a largo plazo. Además, pueden ocasionar dificultades relacionadas con el rendimiento, aumentando el riesgo de accidentes de tráfico debido al cansancio diurno.

Tratamiento para la apnea del sueño

El tratamiento para la apnea depende de la gravedad de la afección. En primer lugar, es recomendable llevar a cabo ciertos cambios en el estilo de vida que pueden minimizar los episodios de apnea, como, por ejemplo, perder peso, dormir de lado, no fumar y evitar las bebidas alcohólicas.

Además de esas pequeñas modificaciones en los hábitos diarios, puede ser necesario recurrir a tratamientos que pueden ir desde técnicas mínimamente invasivas hasta intervenciones quirúrgicas. Todo dependerá de si el problema es leve, moderado o severo.

Para saber con exactitud qué solución es la que necesitas, ven a vernos a nuestra clínica dental en Ourense. En Cardenal Quiroga disponemos de un equipo de especialistas en apnea del sueño que te ayudará a mejorar tu descanso y, por ende, tu calidad de vida.

No dudes en contactar con nosotros: no olvides que siempre estaremos encantados de ayudarte y cuidar de tu sonrisa.

¡Te esperamos!

Centro de Especialidades Odontológicas Cardenal Quiroga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio